Un rally muy duro para Citroën

La segunda jornada del Rally Acrópolis ha sido tan dura como temían los pilotos. En la primera especial del día, Sébastien Loeb y Daniel Elena tenían que abandonar tras una salida de pista. Dos especiales después eran Dani Sordo y Marc Martí los que se retiraban. La pareja española se reincorporará mañana a la carrera bajo el formato SupeRally para intentar sumar algunos puntos para el Campeonato de Constructores.
Después de una primera jornada en la Grecia continental, el Rally Acrópolis se desplazaba hoy al Peloponeso. El programa de esta segunda etapa constaba de dos bucles de tres especiales, separados por una asistencia de media hora en Loutraki.

Terceros en la general a unos veinte segundos del líder, Sébastien Loeb y Daniel Elena afrontaban la especial de Klenia Mycenae (ES7) con el objetivo de recuperar parte de esa diferencia. Pero el cinco veces Campeón del Mundo sufría una salida de pista mediada la especial. «Rodábamos por un sector muy rápido,» explicaba Sébastien. «He tomado una curva a derechas quizás algo pasado, lo que ha provocado que me saliera de la trazada en el siguiente viraje y acabáramos impactando contra una piedra. La rueda delantera se ha desprendido de cuajo y los daños en el coche eran demasiado importantes como para que el equipo pudiera repararlos a tiempo para mañana. En todo caso, el C4 WRC ha demostrado su solidez y fortaleza, ya que no hemos sufrido ni un rasguño de una salida de pista bastante violenta. Evidentemente no son buenas noticias para el Campeonato, ya que vamos a perder buena parte de nuestra ventaja. Pero pase lo que pase, mañana por la tarde seguiremos liderando el Mundial, y eso es lo esencial.»

Dani Sordo y Marc Martí comenzaban esta segunda etapa en segunda posición de la general a tan solo tres segundos de Mikko Hirvonen, así que optaban por la prudencia en la primera especial de la jornada. Pero a pesar de adaptar su ritmo al de los líderes, el C4 WRC de Sordo era víctima de las condiciones del terreno en la especial de Kefalari (ES9). “Hemos roto el brazo de la dirección con una piedra. Ha sucedido cuando habíamos recorrido cuatro kilómetros de especial, en una curva muy lenta de derechas. La piedra estaba oculta bajo la hierba y no la vimos en los reconocimientos,” explicaba Dani. “Estoy realmente decepcionado porque se daban todas las circunstancias para poder conseguir aquí mi primera victoria en el Campeonato del Mundo. El equipo reparará el coche para que mañana pueda volver a la carrera bajo el sistema SupeRally. Todavía podemos sumar algunos puntos para Citroën en el Campeonato de Constructores.”

Gran parte de las esperanzas de Citroën están depositadas ahora en Sébastien Ogier y Julien Ingrassia, que ocupan la segunda posición en la general. Evgeny Novikov/Dale Moscatt y Conrad Rautenbach/Daniel Barritt también siguen en competición para el equipo Citroën Junior Team.

Estadísticas.

Fuente: web de prensa Citroën

Preguntas frecuentes | Contáctanos | Aviso legal | Política de privacidad | Cookies | Herramientas de SEO

© BINT